sábado, 28 de enero de 2012

¿Hay que estar confirmado para casarse?

Esta es una de las preguntas que a veces se hacen los novios cuando están pensando en casarse y que, sin saber a quién acudir, circulan por los foros de Internet. Copio una de tantas consultas de este estilo como se pueden encontrar en la red: “Hola chicas!! una vez más acudo a vosotras para ver si me podeis ayudar. El día que fui a reservar el día en la iglesia vi que ponía un cartel que decía que era necesario estar confirmado para poder casarse…”. Así sucede, en efecto, algunas veces, y si los novios no están confirmados comienzan a darle vueltas a su problema.
En este caso, la respuesta a la pregunta es muy sencilla: no. Para casarse por la Iglesia es imprescindible que al menos uno de los contrayentes esté bautizado (si no lo está el otro, hay que hacer algunas gestiones, dependiendo del caso), pero no es imprescindible haber hecho la primera comunión ni estar confirmado.
Ahora bien, una vez dicho que no es imprescindible, hay que señalar inmediatamente que es muy recomendable. Por eso cuando uno está pensando en casarse de verdad, por la Iglesia, si no está confirmado, es conveniente pensar en confirmarse y poner los medios para recibir este sacramento. Incluso, en algunas diócesis, el Obispo ha establecido que deban estar confirmados los que se van a casar, para ayudar de este modo a los que van a contraer matrimonio a consolidar su formación cristiana. Si tienes dudas de lo establecido para la ciudad en la que vives, pregunta a tu párroco.

¿Por qué es bueno estar confirmado para casarse?
Contraer matrimonio no es organizar una ceremonia bonita en una iglesia hermosa, para luego irse a comer. Es algo mucho más serio: es un momento decisivo en la vida de un hombre y una mujer, de la que depende su felicidad en el resto de sus días sobre la tierra. El matrimonio trae consigo unos compromisos serios, y va a implicar tomar muchas pequeñas y grandes decisiones, que uno tiene que estar preparado para asumir y, para eso, hace falta tener la energía interior necesaria, porque de que acierte en ellas van a depender cosas muy importantes. Precisamente el sacramento de la confirmación va a ayudar mucho a tener esa fuerza interior que se necesita.
La confirmación es el sacramento que completa el Bautismo y en el que recibimos el don del Espíritu Santo. El Catecismo de la Iglesia Católica (n. 1303) enumera así sus efectos:
La Confirmación confiere crecimiento y profundidad a la gracia bautismal:
 - nos introduce más profundamente en la filiación divina que nos hace decir "Abbá, Padre" (Rm 8, 15) ;
 - nos une más firmemente a Cristo;
 - aumenta en nosotros los dones del Espíritu Santo;
 - hace más perfecto nuestro vínculo con la Iglesia;
 - nos concede una fuerza especial del Espíritu Santo para difundir y defender la fe mediante la palabra y las obras como verdaderos testigos de Cristo, para confesar valientemente el nombre de Cristo y para no sentir jamás vergüenza de la cruz.
Al recibir ese don del Espíritu recibimos la fuerza necesaria para ser testigo del amor y del poder de Dios, tanto con nuestras palabras como en nuestras obras.
Se podría decir que, así como cuando un entrenador manda salir un jugador al campo le da sus últimas instrucciones y le da una palmada de ánimo, algo parecido, pero más importante, sucede en la confirmación. Entramos al campo de la vida a jugar un partido decisivo. Con la formación en la fe recibida y la asistencia del Espíritu Santo, sabemos lo que debemos hacer. Al recibirlo notamos su ayuda, y somos conscientes de la confianza que deposita en cada uno. No queremos decepcionarla, y vamos a jugar para ganar. Sólo hace falta querer, y escucharle.
¿Quién puede pedirlo y recibirlo? Todo católico, bautizado. Para recibirlo se requiere el “estado de gracia”, esto es, no tener conciencia de haber cometido ningún pecado grave, aún no perdonado en la confesión. Por eso es muy conveniente confesarse antes. 

¿Cómo y dónde puedo prepararme para recibir la confirmación?
También es necesario recibir antes una catequesis para conocer mejor la fe, la moral, los sacramentos y la oración de la Iglesia. Puedes ponerte en contacto con tu párroco que, con mucho gusto, de informará de cuándo y cómo puedes prepararte bien. Si estudias o trabajas en la Universidad de Navarra, puedes hablar con el Capellán de tu Facultad y te orientará.

4 comentarios:

  1. Me caso dentro de poco tiempo y quiero saber si me puedo casar en la playa es decir si el padre puede casarnos en la playa yo soy de Venezuela ... y otra cosa una persona se puede casar sin hacer comunión y confirmación? Y si se casa se hacerlos es nulo automáticamente? ??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí te puedes casar sin confirmación o comunión, pero no pueden tener sexo hasta que te confirmes.

      Eliminar
  2. Mi esposo no esta confirmado pero si tiene la comunión nos pueden casar así?

    ResponderEliminar